¿Cómo preparar a tus hijos para la vacuna contra el Covid-19?

Ahora que las vacunas COVID-19 ya están disponibles para niños de 5 años en adelante, muchos padres tienen preguntas sobre cómo preparar de la mejor manera a sus hijos para recibir la vacuna. Vacunarse por cualquier motivo puede ser una fuente de estrés tanto para los niños como para los padres. A continuación, se ofrecen algunos consejos de cómo ayudar a tus hijos a sentirse más cómodo con el proceso de vacunación.

Explícales qué son las vacunas o “inyecciones”:

• Pregúntales si ya saben qué son las vacunas o las inyecciones. Eso le da un buen lugar para comenzar.

• Explícales por qué tenemos vacunas. Es importante darles a conocer que los gérmenes a veces pueden enfermar gravemente a las personas. Es por eso por lo que los médicos y científicos trabajan arduamente para encontrar formas de prevenir que las personas se enfermen y crearon vacunas, para mantener a la gente sana.

• Explícales cómo funcionan las vacunas. Básicamente, una vacuna “le enseña” a su cuerpo cómo combatir los gérmenes que pueden enfermarlo. Si un germen “malo” ingresa a su cuerpo, haber recibido una vacuna ayuda a los cuerpos a saber cómo evitar enfermarse, o evita que se enferme tanto como lo haría si no estuviera vacunado.

• Explícales por qué es importante vacunarse contra el COVID-19. Es importante vacunarse para poder visitar a familiares y amigos e ir a lugares sin estar ansiosos por enfermarnos o hacer que otros se enfermen. Estar vacunado no solo te protege, sino que también ayuda a proteger a todos los que te rodean.

Explique cómo funcionará la clínica de vacunación para que sepan qué esperar:

• Déjales saber que estarás con ellos todo el tiempo mientras se vacunan.

• Explícales que será un proceso rápido; puede haber una breve espera en la fila, pero la vacunación en sí solo toma unos segundos.

• Evita decirle a tu hijo que no tenga “miedo”. Eso planta la idea en su cabeza de que el proceso de vacunación puede dar miedo y puede causar ansiedad innecesaria a tu hijo.

• Se sincero: la inyección de la vacuna puede sentirse como un pequeño “pellizco”, pero termina en solo segundos y luego estarán protegidos del COVID-19.

• Asegúrate de que tu hijo comprenda que tendrá que pasar el rato en el lugar de la vacunación durante 15 minutos después de la vacunación. Esto les da tiempo a las enfermeras para asegurarse de que estén bien antes de irse a casa.

• Explícale cómo se sentiría después de la vacunación. Por ejemplo, su brazo puede estar un poco adolorido, pueden tener algo de enrojecimiento y / o sensibilidad en el lugar de la vacunación, o simplemente pueden sentirse cansado ​​y un poco “raro”. Esto es completamente normal y estos síntomas desaparecen en uno o dos días. Déjale saber que tu estarás allí para cuidarlos.

• Asegúrate de que comprendan que recibirán su segunda dosis de la vacuna en unas pocas semanas.

Otros consejos para los padres:

• Viste a tu hijo con una camisa de manga corta para su vacunación. Si crees que tu hijo necesitará recibir una inyección en el muslo, vístelo con pantalones cortos holgados.

• Si es necesario, prepárate para distraer a tu hijo mientras lo vacunan. Tú lo conoces mejor, por lo que sabes lo que funciona mejor para distraerlo y ayudarlo a mantener la calma. Puede ser una historia favorita, una canción o una broma. Podría considerar traer su libro o juguete favorito para ayudar a distraerlo.

Fuente: Unified Government Public Health Department